Don Jesús

Don Jesús

La expectativa llenaba el estudio de grabación. Todos sabían menos él. Don Jesús, tranquilo y lleno de humildad, esperaba el momento de su entrevista. Allá, sentado en el suelo de un camerino (porque dejó todas las sillas a los demás) conversaba con sus acompañantes. Quienes han conversado con él, saben que de sus palabras saltan libros leídos y ofensas perdonadas. Las experiencias de vida le han convertido en poeta al hablar. Don Jesús no es perfecto, nadie lo es. De hecho, es precisamente esa imperfección lo que provoca la admiración en sus relatos.

Llegada la hora de su entrevista, contestó cada pregunta con especial atención y valentía. Jamás imaginó que al dejar de mirar las imágenes de su hijo fuera del país, se voltearía para volver a mirar a ese mismo hijo, justo frente a él. El abrazo de perdón llenó el estudio y las lágrimas nublaron la vista de todos.

IMG_5591

La complicidad de un gran equipo de trabajo en colaboración, se convirtió en milagro. Allí, frente a las cámaras, las décadas de una vida separados fueron desvanecidas en un abrazo.Los protagonistas de esta historia son ellos. Pero, como equipo, haber tenido la oportunidad de presenciarlo en primera fila, fue un verdadero privilegio.

Don Jesús vivió muchos años en calle, sin un techo seguro. Poco a poco, gracias a la ayuda del equipo de Latte que Latte, ha comenzado a ser independiente y autosuficiente. Conoce más de esta inspiradora historia en  Primera Hora y Telemundo

 

Comentarios